El colectivo musulmán de Castellón vivió la pasada madrugada la noche más especial del mes del Ramadán con rezos y celebraciones en las mezquitas de toda la provincia, que contaron con la participación de unas 7.000 personas, según indicó a este diario el portavoz del Consejo Islámico de la Comunitat Valenciana y presidente del Centro Cultural Islámico de la Vall d´Uixó, Said Ratbi.

Los actos religiosos tuvieron lugar con motivo de la llamada noche del decreto que, como explicó Ratbi, "se celebra el día 27 del Ramadán y corresponde a la noche en la que, con más probabilidades, El Corán descendió del Cielo". Por ello, ayer los musulmanes de la provincia acudieron a las mezquitas tras el final del ayuno y, alrededor de las 20.40 horas, comenzaron los rezos.

Algunas mujeres llevaron guisos especiales, a base de cus-cus y carne guisada, entre otros alimentos, que los presentes cenaron en los centros islámicos o en el exterior de las mezquitas. Después, cientos de personas continuaron con los rezos y muchos de ellos dedicaron toda la noche a la adoración.

Final del Ramadán

Tras la noche del decreto, el colectivo islámico de Castellón prepara los actos de final del Ramadán, "que se celebrarán el próximo domingo, o el lunes, dependiendo de cuándo se vea la luna creciente", señaló Ratbi. Decenas de mujeres preparan ya platos especiales para la celebración, que dará comienzo a las 9 de la mañana con rezos (en un lugar aún por determinar) y continuará con comidas y visitas fraternales en una jornada muy familiar.