El aumento del precio de las viviendas libres en la provincia de Castellón vivió una nueva desaceleración en el tercer trimestre del año al situarse el incremento del valor de los pisos en los últimos 12 meses en el 9,1%, hasta 2,9 puntos por debajo de la subida del mes de julio, que fue del 12%. Pese a ello, el presidente de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de Castellón (Apecc), Rafael Doménech, remarca que "con todo, la subida actual es más del doble de la inflación", y dijo que las previsiones de la patronal sitúan el encarecimiento del ladrillo "por encima del 10%".

Según los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de la Vivienda, la construcción en la provincia se valora en 1.645,2 euros el m, es decir, 1.145,5 euros más que hace diez años. Una cifras que desde la patronal esperan que sigan aumentando "porque las variables que han venido determinando la demanda --situación económica, precio del dinero...-- no han variado lo suficiente como para tener incidencia hacia abajo".

POR DEBAJO DE LA MEDIA Se debe señalar que el aumento de los pisos en el tercer trimestre del año en la provincia se ha situado por debajo de la media nacional, que ha sido de un 9,7%. Además, destaca que, por primera vez desde el segundo trimestre del 2001, este porcentaje está por debajo de los dos dígitos.

En el conjunto de la Comunitat Valenciana, los precios han subido un 8% y ha sido Alicante la provincia con un menor encarecimiento, al situarse en un 4,4%. Por su parte, en Valencia, el ladrillo subió un 12,9%, por encima del conjunto nacional.