La nula rentabilidad de la citricultura para los productores de la provincia está a punto de acabar con el reinado de la nulera, la variedad estrella en Castellón y reconocida en todo el mundo. Los problemas de comercialización que se están arrastrando entre agricultores y exportadores, con la práctica a comercializar o a resultas --la fruta se recolecta sin precio fijado a expensas de la cotización final en los mercados-- como norma, ha llevado a que las ventas de plantones de esta variedad caigan en picado, en favor de variedades más tardías.

Según el director de la Asociación de Viveristas de Agrios (Avasa), Francisco Llatser, hace cinco años, "el 60% de los plantones eran de mandarinas, mientras el 40% eran naranjas. En el 2005, la situación se había invertido", hasta el punto que "se ha acelerado en el último año". De hecho, y según continúa Llatser, "se llegaron a plantar hasta un millón de árboles de clemenules, una cifra que este año apenas llegará a 250.000 unidades", según las primeras previsiones para este ejercicio.

En esta línea, Llatser también subraya que lo único que se está ampliando son las plantaciones de clemenrubí, la variedad más extratemprana del mercado, mientras que el resto se centran en variedades de cosecha tardía.

Lo mismo ocurre en líneas generales con la comercialización de plantones de todas las variedades de cítricos, "que ha sido de siete millones de unidades en los tres últimos años, pero que en 2006 habrá un pequeño bajón, aún no calculado".

La Unió insistió ayer, una vez más, que la "nota más destacada de la actual campaña citrícola es la falta de precios en el campo, que contrasta con el aumento de las exportaciones y la generalización de la práctica perversa a comercializar". El secretario general del colectivo subraya que la cotización oficial de las clementinas es "un 13% inferior a las mismas fechas de la campaña anterior". El desglose de La Unió revela que la okitsu se cotiza un 20,45% por debajo de la campaña pasada; la marisol, un -15,19%; la arrufatina, un -4,81%, la clemenules -18,41% y la oronules, un -23,36%.