Unos desalmados intentaron quemar la sede provincial de Alianza Popular en la capital de La Plana que se encontraba en un inmueble de la plaza Fadrell. La rápida actuación de los vecinos que alertaron a los bomberos evitó un desastre que hubiera tenido graves consecuencias.