Los vecinos del barrio Rafalafena reconocen que hay "alguna deficiencia en las obras de remodelación", aunque aseguran que esas incidencias "se arreglan una vez son comunicadas al Ayuntamiento", según manifestó a Mediterráneo el presidente de la asociación de vecinos, Amadeo Molina, quien aconsejó a los residentes que comuniquen sus quejas por escrito al registro del consistorio.

Este fue uno de los temas abordados en la última reunión de la junta de distrito, en la que se solicitó al teniente de alcalde de la zona Este, Javier Moliner, la colocación de un semáforo con pulsador manual en la calle Columbretes, para regular el acceso al colegio Bernat Artola; así como la apertura de todas las puertas del parque Rafalafena, "ya que ahora solo se abren cuatro y es necesario más permeabilidad", según comentó Amadeo Molina.

Asimismo, los vecinos expusieron el mal estado en el que se encuentran los restos de la Muralla Liberal, en la plaza que recibe ese nombre, "donde hay piedras sueltas", e insistieron en la prioridad de acometer un centro de día en el edificio de la antigua Sección Femenina, ubicado en la avenida Hermanos Bou.