Visualmente se asemeja a un frigorífico, pero su nomenclatura inglesa --Storage Area Network, es decir, Área de almacenamiento en red-- sugiere su uso como aplicación informática. Efectivamente, así es. El Ayuntamiento de Castellón ha invertido 330.000 euros en la adquisición de una cabina --que se parece visualmente a una torre musical de alta fidelidad-- con capacidad para 4 terabytes que mejorará las prestaciones informáticas municipales.

El concejal de Modernización, Calidad de los Servicios Municipales e Innovación y Desarrollo Tecnológico, Juan José Pérez Macián, aseguró que la nueva torre informática garantizará el almacenamiento de información en los próximos 50 ó 60 años. Los datos municipales de los últimos 5 años ocupan 300 gigas de memoria, mientras la nueva máquina puede almacenar hasta 4.096 gigas --o lo que es lo mismo, 4 terabytes--. Una memoria de tal calibre también permitirá digitalizar el archivo histórico municipal, según remarcó el edil del PP.

Más allá de los intangibles beneficios informáticos que reporte a los empleados municipales, la torre informática también ofrecerá un rendimiento al contribuyente que se dirija al Ayuntamiento a través de la carpeta ciudadana de la página web municipal: Los tres servidores y el procesador de datos de respaldo impedirán que el sistema informático se colapse en caso de una avería grave. "La máquina virtualizada permitirá ganar tiempo y rapidez a un coste menor, una sola máquina podrá multiplicar las tareas independientemente de que falle el sistema general", explicó el edil.

Atención continua

En definitiva, el consistorio podrá emplear su sistema informático para atender al ciudadano los 365 días del año. "Estamos en un momento crucial en la aplicación de novedosas herramientas de la tecnología, el corazón informático del Ayuntamiento permitirá que las cosas funcionen en todos los departamentos", concluyó.