Solo el 1,2% de los vecinos de Castellón figuran como socios en alguna de las ocho bibliotecas distribuidas por toda la ciudad. Fuentes municipales confirmaron ayer a este diario que, en la actualidad, las agencias de lectura suman solo 2.076 abonados, pese a contar la capital de La Plana con una población potencial de 172.110 vecinos, según los datos del último padrón oficial de habitantes.

Las ocho instalaciones municipales cuentan con un fondo bibliográfico conjunto de 61.872 libros distribuidos en las diferentes salas, según un reciente recuento, aunque la mayor parte de los ejemplares yacen en las estanterías de la biblioteca central situada en la calle Mayor.

Las citadas fuentes municipales subrayaron que, durante el primer semestre del presente año, se prestaron entre 1.650 y 2.500 libros al mes de media. Enero, febrero y abril fueron los periodos que más ejemplares se dieron en préstamo. En cambio, durante el mes de marzo apenas un millar de personas usaron el carné de socio para leer alguna publicación en su casa, quizá por la coincidencia con las fiestas de la Magdalena. Las mismas fuentes remarcaron que, contrariamente a lo que pudiera parecer, los meses de verano tampoco están siendo fructíferos respecto al préstamo bibliográfico, dado que apenas se contabilizaron 1.500 durante julio.

Por su parte, la biblioteca situada en el barrio de Rafalafena --dependiente del Gobierno central-- cuenta en la actualidad con un fondo bibliográfico de 119.662 libros y 38.723 socios, aunque muchos de ellos no residen en la ciudad de Castellón, sino en poblaciones del entorno como Benicàssim, Almassora, Burriana o Vila-real.

LUDOTECA Por otro lado, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón ha aprobado el expediente de contratación del contrato para la prestación del servicio municipal de ludoteca infantil, que complementará la oferta de lectura en los ocho espacios distribuidos por los diferentes puntos de la ciudad.