Un total de 185 mujeres han utilizado, desde el 2002 y hasta el pasado 30 de junio, el servicio de telealarma que se puso en marcha en la Comunitat Valenciana para combatir la violencia sobre la mujer, mientras que 94 disponen actualmente de este dispositivo, según fuentes de la Conselleria de Justicia. Todas las mujeres que han recurrido a este sistema de protección han sufrido con anterioridad maltrato físico o psíquico, agresiones o lesiones.