El proceso de renovación del socialismo valenciano debe ser tranquilo y pacífico. Esta es la máxima que desde Madrid se ha lanzado a los posibles aspirantes a liderar la sucesión de Joan Ignasi Pla. Para atemperar los ánimos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, podría haber elegido a un hombre de su confianza y con experiencia como el expresidente de la Generalitat y senador Joan Lerma.

Con este objetivo, Lerma podría aprovechar un almuerzo el próximo lunes con los tres precandidatos: Jordi Sevilla, Joaquim Puig y Jorge Alarte. Ese día están todos invitados a la tradicional comida que, con motivo de las fiestas patronales de su municipio, Gilet, convoca el socialista Josep Cataluña, uno de los referentes del PSPV. Sin embargo, la asistencia de los invitados está por confirmar.

EJECUTIVA Para culminar la agitada agenda veraniega de los socialistas valencianos, que se aceleró en julio con la reunión del comité nacional --que tras la derrota en las autonómicas decidió dejar el congreso de renovación para después de las elecciones generales--, el próximo día 30 de agosto se ha convocado a la ejecutiva en Blanqueries.