El pasado año 2007 se cerró con la disolución de un 42% más de empresas en la provincia de Castellón. En concreto, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre sociedades mercantiles, en un año 109 firmas más cerraron sus puertas, pasando de las 254 que lo hicieron en 2006 a las 363 del 2007.

Estos registros ponen de manifiesto la tendencia al alza que se empezó a notar en la provincia desde el mes de septiembre, cuando el incremento de disoluciones respecto a los mismos meses del 2006 superaba el 100%.

Con todo, el crecimiento de los cierres de Castellón es inferior al de la media autonómica, ya que el porcentaje de la Comunitat se quedó en el 46,86%, por el 42% de la provincia.

EMPRESAS CREADAS Por otra parte, el incremento de los cierres no se contrarrestó con la creación de más sociedades mercantiles, debido a que, siempre según las cifras del INE, el número de empresas que abrieron sus puertas en el 2007 cayó un 11,2%, pasando de las 2.061 creadas en el 2006 a las 1.830 del pasado año. Un porcentaje superior al de la media autonómica (-8,19%) y nacional (-3,9%).

Asimismo, la bajada a nivel provincial supuso una disminución de la inversión de capital superior al 30%. En concreto, 47 millones de euros menos.

REACCIONES Para el jefe de estudios de la Cámara de Comercio de Castellón, Enrique Domínguez, los registros "no son preocupantes", debido a que señaló que "venimos de un par de años de crecimiento récord, por lo que es normal que se produzca una situación de parada". Con todo, para Domínguez, la bajada de empresas creadas y la subida de las disueltas guardan "cierta" relación con la situación económica actual, "aunque es producto de la reducción de la dinamización y la falta de interés de los empresarios".

Por su parte, desde el sindicato UGT consideran fundamental que "en el próximo proceso de concertación social entre sindicatos, patronal y administración autonómica, se pongan las bases para un cambio paulatino, pero profundo, del modelo de crecimiento económico, para conseguir una sociedad más desarrollada y cohesionada". Así, indicaron que "es preciso conseguir un crecimiento económico sostenido a medio y largo plazo para mejorar la competitividad del tejido productivo provincial".

Asimismo, CCOO señaló que la bajada actual es fruto de la ralentización de la economía de la provincia de Castellón.