La provincia necesita ocho campos de golf más hasta el año 2013 para poder cubrir la demanda de turistas. Así lo aseguró ayer el presidente del grupo Gheisa, agencia de viajes especializada en golf, Juan Manuel Baixauli, durante la celebración de la jornada informativa Campos de Golf, un factor clave para el desarrollo turístico de la Comunidad Valenciana organizada por la Diputación de Castellón, Marina d´Or y la Cámara de Comercio.

Para el presidente de Gheisa, citando un estudio realizado por la compañía Global Mary, la provincia debería haber empezado a construir más instalaciones desde el año 2003 para no perder competitividad, "pero hasta el momento no se ha finalizado ningún proyecto, por lo que se están perdiendo buenas posibilidades de negocio", dijo.

AGUA SUFICIENTE Por otra parte, en la jornada informativa, en la que participaron diversos promotores y jugadores profesionales, se aseguró que actualmente, y hasta dentro de 20-25 años, la provincia dispone de recursos hídricos suficientes para poder gestionar 100 campos de golf. Según el catedrático de Hidrogeología de la Universitat Jaume I, Ignacio Morell, Castellón, sobre todo en el litoral, tiene suficiente agua residual para poder realizar más proyectos, "una tendencia que irá en incremento en los próximos años".

En este sentido, el catedrático de la UJI destacó que la atención de riego para estas instalaciones deportivas "no presenta ninguna amenaza para el recurso hídrico de la provincia". Y es que, según Morell, los campos de golf son igual que cualquier otro cultivo, "e incluso necesitan menos agua que los cítricos", indicó.

Asimismo, el académico señaló que aunque el agua de las desaladoras es una forma cara de riego, en la provincia de Castellón se podría utilizar porque las plantas que se instalarán no funcionarán a pleno rendimiento durante los primeros años.

POSIBLES MERCADOS En otro término de cosas, durante la jornada de ayer también se informó sobre cuáles son los mercados potenciales de la provincia. En este sentido, el catedrático de Economía Agroambiental de la Universidad Miguel Hernández, Francisco del Campo, explicó que, además de los países europeos en los que las condiciones climatológicas solo les dejan practicar el deporte durante medio año, como el Reino Unido o Suecia, las provincias de Madrid y Barcelona son los principales demandantes en estos momentos tanto en Castellón como en el resto de la Comunitat.

Según Del Campo, una de las acciones a tomar es ampliar las promociones sobre el golf valenciano, "debido a que tenemos que llegar a la demanda para que se decanten por nuestros campos ante los otros".