La Diputación Provincial, presidida por Joaquín Farnós, licitó las obras de la nueva facultad de Derecho que se adjudicaron con un presupuesto superior a los 190 millones de pesetas. Este iba a ser el segundo edificio que la corporación provincial construyó en el Campus de Borriol.