El subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, ha explicado que en la provincia de Castellón hay 88.000 extranjeros empadronados, de los que 53.800 son comunitarios y 34.000 no comunitarios, mientras que, del total, 39.500 cotizan a la Seguridad Social, es decir, el 15% de afiliados.

Lorenzo aseguró que, del total de extranjeros empadronados en la provincia, el 43% están dados de alta en la Seguridad Social, el 16% son menores de 16 años, el 3% son mayores de 65 años y el 3% son demandantes de empleo.

Según dijo, la cifra de extranjeros pasó de 10.326 en enero del 2000 a 52.247 en enero del 2004, "lo que supone que se multiplicó por cinco, y en este periodo hubo dos procesos de regularización, en los que bastaba un billete de autobús, un tíquet de Mercadona o una receta médica para acreditar la estancia en España". Así, destacó que "a los que dicen que la política de Rodríguez Zapatero ha producido un efecto llamada hay que recordarles que con el PP probablemente no había ninguna política de extranjería, puesto que el 65% de los extranjeros de la provincia estaban sin documentación, y por eso no querían el proceso de regularización, es decir, para contar con mano de obra a precio reducido y sin reconocerles sus derechos".