El rector de la Universitat Jaume I, Francisco Toledo, volvió a reclamar ayer a Conselleria el pago de la deuda que tiene contraída con la universidad castellonense, al respecto de la financiación de la misma. Dicha reivindicación tuvo lugar dentro del acto de celebración del 17° aniversario de la UJI, que se celebró en la facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas y contó con la presencia del alcalde de Castellón, Alberto Fabra.

Toledo afirmó que Conselleria "seguía sin ayudar a la Jaume I", en referencia al incumplimiento del acuerdo que el Govern valencià firmó con las universidades en el 2005. En contraste, Juan Manuel Badenas, director general de la Agencia Valenciana de Evaluación y Prospectiva (AVAP) y profesor de la Jaume I, lanzó un mensaje conciliador y afirmó que tanto la Generalitat como la UJI "van por el mismo camino, ya que se ha apostado por el desarrollo universitario de Castellón", aunque reconoció que habían diferencias, que calificó de "normales".

En este sentido, el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, manifestó ayer que el motivo de no acudir al acto organizado por la universidad no era evitar el enfrentamiento, y que se sentará a hablar con los rectores al finalizar las elecciones.

UNIVERSIDAD PUNTERA Polémicas a parte, Toledo resaltó la buena salud de la universidad castellonense, destacando que, según los estudios, ocupa el primer puesto a nivel estatal en planes de empresa creados por los alumnos. Asismismo, afirmó que la UJI es la segunda universidad estatal que más estudiantes de fuera de su provincia atrae y también ocupa el segundo puesto en creación de empresas por parte de sus alumnos.