El Centro de Transfusión de Castellón necesita 100 donaciones de sangre diarias para mantener sus reservas en el nivel considerado óptimo. Y en fiestas como las que han empezado de la Magdalena, el nivel de donación baja de forma que, si semanalmente en la provincia se recogen unas 400 unidades, ahora se pueden perder un centenar.

Por esa razón la directora del centro, María Guinot, hace un llamamiento a la solidaridad para recordar a la gente "que es necesaria esa donación y pedir su colaboración". Según explicó, la donación baja en Magdalena por dos motivos: "Por uno, porque la gente dedica su mente a otras cosas y, por otro, porque tienen miedo de la ingesta de alcohol que suele acompañar a las fiestas". Según explicó, el mes que coincide con estas tradicionales celebraciones la donación se reduce entre un 5 y un 6%.

Una situación que también se repite cuando llega la Semana Santa, que este año coincide con la festividad de Fallas. Por ello, en fechas previas a estas festividades es necesario incrementar el nivel de reservas.

100 UNIDADES Así, en estos momentos es urgente disponer de 100 unidades diarias, aunque lo habitual es que se donen entre 70 y 80. La sangre caduca a los 35 días, por lo que desde el centro de transfusión se anima a la gente a donar porque las necesidades de sangre son las mismas o, incluso, superiores.

No solo para tener las reservas preparadas para afrontar una posible catástrofe de tráfico, ya que según recordó, en estas épocas de Semana Santa explicó, aumenta el riesgo de accidentes, sino también porque se deben hacer frente a las necesidades cotidianas de los hospitales, tanto operaciones como tratamientos oncológicos y otros.

PUNTOS DE DONACIÓN Por otra parte, las personas interesadas pueden encontrar los puntos de donación dentro de la página web http//centro-transfusion.san.gva.es, un espacio necesario para mantener el nivel de reservas en un estado óptimo.