La provincia de Castellón continuó endeudándose en el año 2007 y formalizó un mayor número de hipotecas que doce meses antes, en una tendencia que contradice la evolución de la estadística estatal y autonómica.

El dato se desprende del último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), donde se revela que el número de préstamos hipotecarios sobre fincas rústicas y urbanas se incrementó en un 10,35% en el 2007, al pasar de las 33.078 formalizadas en diciembre del pasado 2006 a las 36.502 del último 2007.

Por el contrario, la cantidad total de hipotecas en España se ha reducido en 95.648 unidades en los últimos 12 meses, lo que arroja un retroceso del 5,13%. En el caso de la Comunitat Valenciana, han sido 12.376 las hipotecas que se han firmado menos, situándose en 263.530 (-4,48%).

EXPLICACIÓN Para el presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Castellón, José Comes, la explicación a este hecho podría residir "en un posible mayor volumen de viviendas pendientes de entrega en la provincia frente a otras partes", teniendo en cuenta que los proyectos se compran en una fecha, "pero se escrituran un año y medio o dos más tarde". En este sentido, para Comes, en Castellón hay todavía "muchas promociones en marcha" que se irán concretando paulatinamente, y luego se "moderará el pico de la demanda", tras lo que la coyuntura se equilibrará con el resto de España. De hecho, una prueba de esta coyuntura podría estribar en la importante caída en el número de hipotecas sobre solares edificables, que han pasado de 936 en todo el ejercicio 2006 a 561 en el año que acaba de finalizar.

Si se desglosan los datos según la tipología de las hipotecas, de las 36.502 certificadas en los últimos 12 meses, 1.063 fueron rústicas, mientras que 35.439 fueron de tipo urbano (32.128 a lo largo del 2006), por un importe de 5.700 millones de euros, siendo 25.070 viviendas, 561 solares y 9.808 de otra naturaleza, como párkings, oficinas o locales y establecimientos comerciales.

Lo que sí ha experimentado una disminución espectacular es el nivel de cancelaciones registrales en la provincia de Castellón. Mientras que en el año 2006, este apartado sumó 12.871 casos, doce meses más tarde, esta cifra se ha limitado a solo 4.607 (-64,20%), sin duda, fruto de las mayores dificultades para hacer frente al pago de las cuotas. En el conjunto de España, si en el año 2006 fueron 885.411 las cancelaciones hipotecarias, en el cómputo del 2007 se han limitado a 283.076, es decir, hasta un 68,03% inferior en un año.