Las 21 mayores firmas azulejeras --grupo que representa el 44% del conjunto del sector-- cerraron el ejercicio 2006 con nota, a pesar de la dificultad que supuso en su cuenta de resultados el fuerte incremento de los costes productivos. El dato se desprende del último informe elaborado por la consultora y auditora KPMG titulado El sector del azulejo en España a través de 21 grandes empresas 2006-2002, y que alcanza ya la undécima edición.

Según el citado documento, la ratio de rentabilidad económica se situó en el año 2006 en el 6,2% (5,6% en las 21 mayores firmas italianas), una cifra que incluso alcanza niveles superiores a los registrados en el 2003, que fueron del 6,1%. El dato resulta muy importante, ya que en el 2006 fue cuando las empresas fabricantes de pavimentos y revestimientos cerámicos debieron hacer frente al incremento de los costes, sobre todo del gas natural, las materias primas y el transporte de los productos.

Aun así, el contenido del análisis de KPMG sí revela un cierto deterioro en el nivel de rentabilidad, ya que en el año 2005 fue del 6,9%, al tiempo que las italianas recortan distancias (en ese 2005 fue del 4,7%, y un año después del 5,6%).

LAS RAZONES Según explicó ayer el sociodirector de KPMG, Bernardo Vargas, este resultado positivo fue posible "a un incremento de las ventas, del 11,8%; el auge del sector de la construcción, la mejora del mix de producto, con una clara apuesta hacia el gres porcelánico; y un incremento de los precios de las propuestas, como consecuencia del traslado al mercado del aumento de costes productivos".

El análisis de KPMG revela que el incremento de la cifra de negocio de las 21 firmas analizadas fue del "11,8%, inferior al de los costes de ventas (12,9%) e igual al de los gastos de la explotación de su conjunto (11,8%), lo que ha supuesto que el resultado de explotación --la diferencia entre los ingresos y los gastos de explotación-- experimente una disminución de 0,6 puntos".

De este modo, el promedio de beneficios de explotación del grupo de 21 azulejeras fue en el 2006 de 7,8 millones de euros (7,5 millones en el 2005).

CIFRA ESPECTACULAR Aun así, y si se atiende a los beneficios obtenidos por las empresas por resultados extraordinarios, caso de las ventas de terrenos, la cifra se elevó en un 512,8% con respecto al 2005, y se situó en un valor real de 66,659 millones de euros, frente a los 10,878 millones de doce meses antes.

Así, el resultado después de impuestos en el 2006 fue de 155,753 millones de euros (9% sobre la cifra de negocio), frente a los 99,974 del 2005 (6,4%). Si se elimina la distorsión de los resultados extraordinarios, el beneficio tras impuestos cae al 4,2%.