El subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, respondió a las acusaciones de Javier Moliner acusándole de "torpedear" los proyectos que desde el Gobierno central se tratan de impulsar en la provincia. En este sentido, Lorenzo denunció "el juego sucio de los dirigentes del Partido Popular, que por una parte exigen la realización inmediata de las actuaciones, a las que no presentan alegaciones cuando están a tiempo de hacerlo, y por otra entorpecen estas obras por todos los medios a su alcance cuando ven que se acerca el momento de iniciar los trabajos pertinentes".

El subdelegado se refirió así a la finalización del plazo de alegaciones, durante el cual el consistorio no presentó modificación alguna al trazado licitado el pasado martes. De esta manera, afirmó que desde el Gobierno se ha hecho lo que ya estaba anunciado, es decir, "impulsar el proyecto aprobado en su día por unanimidad por los ayuntamientos de Castellón y Benicàssim, por el oeste de la autopista y lo más pegado a la misma que se pueda, introduciendo todas las mejoras correctoras necesarias para reducir al máximo el impacto ambiental".

Modificaciones que por su parte sí que incluyó el consistorio benicense, que según su alcalde, Francesc Colomer, "corregirán el trazado de la carretera a su paso por las urbanizaciones y las Agulles de Santa Àgueda". En declaraciones a este diario, Colomer lamentó que el Ayuntamiento castellonense "haya desperdiciado el tiempo insultando al presidente del Gobierno, en vez de aprovecharlo para resolver los problemas, ya que no alegaron en el plazo estipulado". Además, el alcalde de la localidad costera lanzó un mensaje al consistorio vecino al expresar: "Ya está bien de boicotear una infraestructura básica para la provincia".

Por su parte, Lorenzo consideró "llamativo" que el equipo de Gobierno del PP haya guardado silencio sobre este asunto durante la campaña "sabedor de que la ciudadanía considera indispensable y urgente acometer las obras" y que tras el proceso electoral "desde el Ayuntamiento se vuelva a entorpecer un proyecto indispensable para el desarrollo de la provincia".