El presidente del Colegio de Médicos de Castellón, José Antonio Herranz, aseguró ayer que "el Gobierno menosprecia la salud como derecho constitucional", dentro de los actos de entrega de los premios Enrique Boldó en la Diputación, que este año recayeron en los doctores José María Martínez Urrea, Jesús Calderón Gómez y José Antonio de Francia, en homenaje a su trayectoria profesional. El presidente de la Diputación, Carlos Fabra, y el subsecretario de la Conselleria de Sanidad, Alfonso Bataller, estuvieron en el evento.

Herranz se quejó de que "nuestros médicos tengan que emigrar al extranjero porque aquí no son lo suficientemente reconocidos", por lo que "hay que traer gente de otros países sin la suficiente formación".

Por su parte, Carlos Fabra anunció que Herranz "o cualquier otro miembro del Colegio de Médicos que él mismo elija" podrá pasar a formar parte de la Fundación del Hospital Provincial, que él mismo preside. Además, agradeció al doctor Pablo Prada, presente en el acto, su "apoyo" a dicha institución, y dijo que es "un ejemplo de cómo retirarse a tiempo, que yo espero seguir algún día".