Un clásico de la educación infantil, el cuadernillo Rubio, servirá a partir de ahora para concienciar a los más pequeños de los peligros de la droga, mediante mensajes preventivos y ejercicios orientadores. El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, presentó ayer esta campaña, titulada La Familia ¡Responde!, junto al vicepresidente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de la provincia de Castellón (Concapa), José Antonio Rodríguez, y un portavoz de Cuadernillos Rubio, Enrique Rubio. Ambas entidades colaboran en este proyecto.

Cervera destacó que "la mejor forma de prevenir estas sustancias peligrosas, también el alcohol y el tabaco, es dar muchísima información". Además, resaltó que esta iniciativa surge para "involucrar más a los padres en la formación de los hijos", ya que "el mensaje contra las drogas no se agota, puesto que la oferta y los peligros siguen siendo bastante amplios".

La Conselleria repartirá un total de 30.000 cuadernos en la Comunitat Valenciana, entre más de 1.400 escuelas. El conseller destacó que los distintos programas de prevención de drogodependencias dirigida a alumnos de Infantil y Primaria incluye a más de 1.700 profesionales y llega a 200.000 escolares.