Italia anuncia que el certamen acogerá la primera baldosa con propiedades fototrópicas. El laboratorio de investigación de R&S, de Rondine Group, ha desarrollado un producto mediante la aplicación de fritas especiales, esmaltes y pigmentos que varía y eleva su color cuando es expuesto a una fuente luminosa, volviendo a su estado original cuando cesa. Esta característica, según la firma, particularmente importante para los materiales expuestos a exposiciones prolongadas de insolación, permite reducir sensiblemente las alteraciones superficiales de la cerámica y mejorar su resistencia a la luz, limitando el efecto del estrés óptico por la reflexión. La baldosa fototrópica se muestra en 60x60 para revestimiento de fachadas ventiladas.