LUGAR DE NACIMIENTO CASTELLÓN, 10/5/1959

ESTADO CIVIL CASADO Y PADRE DE DOS HIJOS

CARRERA PROFESIONAL ENTRÓ EN LA POLICÍA LOCAL DE CASTELLÓN EN 1983 Y EN JUNIO DE ESTE AÑO ASCENDIÓ A INTENDENTE.

Javier Brenes recibió el pasado lunes en la Basílica de Lledó una condecoración a sus 25 años de carrera en la Policía Local, junto a 25 agentes más. Brenes ya obtuvo en 1999 una medalla de la Comunitat Valenciana por salvar, fuera de servicio, a una mujer que estaba siendo acuchillada.

--¿Cómo está viviendo sus primeros meses como intendente de la Policía Local tras ser inspector?

--Con mucha satisfacción. Es un cargo que, lógicamente, implica mucha responsabilidad, pero que también aporta muchas satisfacciones diarias. Quiero agradecer también la labor de muchos compañeros que me han ayudado a lo largo de todos estos años.

--Ha visto crecer la Policía Local de Castellón. ¿Qué cambios hay entre el cuerpo de hace 25 años y el actual?

--Básicamente, hay muchos más recursos ahora que entonces. Cuando yo entré, en 1983, éramos un total de 100 agentes; ahora somos unos 300. Además, por supuesto, con el avance de las nuevas tecnologías hemos conseguido ser mucho más efectivos. En la actualidad llegamos a sitios donde antes no podíamos.

--¿Ha evolucionado mucho la delincuencia en este periodo?

--Sí. La gente no es mejor ni peor ahora que antes, pero el delincuente siempre va por delante del policía, y nosotros tenemos que trabajar para adaptarnos a sus continuos cambios y que no se nos escapen.

--¿De todas sus actuaciones policiales, con cual se queda?

--Recuerdo mucho a la mujer a la que estaban acuchillando en un bar, en 1999, y a la que contribuí a salvar interviniendo fuera de servicio. Valoro los momentos en los que he podido ayudar a alguien, como en un incendio o un accidente.