El candidato a la secretaría general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, se reunió ayer por la tarde en Vila-real con un número importante de delegados que han estado a su lado en estas últimas semanas. El morellano quiso agradecer la implicación que han demostrado y el trabajo hecho, al tiempo que les pidió continuar la labor. Los municipalistas, por su parte, celebraron su primer y único encuentro hasta la fecha la noche del domingo. En el encuentro analizaron, principalmente, lo sucedido durante el fin de semana y pospusieron para otra cita el calendario de trabajo a seguir en las próximas semanas.

Ayer en Vila-real, Puig insistió en que él es quien ha ganado el debate de las ideas, y apuntó que ahora le corresponde a la nueva dirección aplicar las enmiendas aprobadas en el congreso. El grupo del alcalde todavía no ha fijado las directrices a seguir a la espera de lo que marque Jorge Alarte.