La salida a la crisis solo se posible mediante una apuesta clara por la inversión "en innovación e investigación, el abandono de la apuesta por los grandes eventos e inversiones que verdaderamente no son productivas, como las viviendas residenciales; y un apoyo decidido a la educación, a las viviendas de protección oficial, al capital humano y a las coberturas sociales adecuadas".

Así, se expresaba Encarna Barragán, que ayer salía reelegida como secretaria general de CCOO en el III Congreso Intercomarcal, y en cuya comisión ejecutiva estará Manel Nieto, Francesc Fenollosa, Salvador Granero, Miguel Damaret, Enrique Vidal, Amparo Torres, Gisela Benages y Rosario Rodríguez. A este órgano optó una lista alternativa, aunque finalmente se retiró antes de las votaciones.

La líder sindical destacó que el cambio de coyuntura arroja parámetros como un incremento de la temporalidad del empleo hasta un 32% y la pérdida de trabajo, ya que los despidos han crecido "más de un 30%, con 186 expedientes de regulación de empleo frente a los 46 del 2007, lo que significa que tenemos que ponernos a trabajar para que la defensa de los trabajadores se vea de forma especial". Para los parados pidió las máximas prestaciones sociales, para que no vean perjudicados su capacidad de consumo, repercutiendo en el sector comercial y, de nuevo, impactando en el conjunto de la economía. Pero reconoció que "queda un proceso durante el 2009 en el que se seguirá destruyendo empleo".

Finalmente, exigió a la Generalitat el uso del Edificio Sindical, ya finalizado, "porque en los locales que estamos volvemos a estar con apuntalamientos. De lo contrario, lo ocuparemos. Es una cuestión de dignidad".