Intercambiar experiencias para analizar problemas comunes y conocer posibles soluciones. Con esta idea se reunieron ayer alrededor de un centenar de emprendedores en las instalaciones del Casino de Castellón con motivo del I Congreso de Jóvenes Empresarios del Mediterráneo. "Somos todos gente en activo con su propia empresa", indica el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Castellón (Ajove), Miguel Vidal, quien destaca que, sobre todo en una época de crisis como la actual, "necesitamos saber qué está haciendo el otro para aprender a gestionar mejor. Es un congreso activo cuyo objetivo es implantar la excelencia en el modelo empresarial". Aun así, Vidal matiza los posibles problemas de financiación que ahora se encuentran los jóvenes con iniciativa empresarial: "Los bancos han cometido errores y ahora lo que se trata es de ir con un buen proyecto y un aval. Si cumples estos requisitos, no hay problema".

El secretario autonómico de Empleo, Luis Lobón, inauguró el foro y declaró que "la actual situación económica requiere de jóvenes que detecten nuevas oportunidades de negocio para que se pongan los cimientos de una nueva base empresarial".