LUGAR DE NACIMIENTO BÉJAR, 31 DE OCTUBRE DE 1957

ESTUDIOS LICENCIADO EN CIENCIAS POLÍTICAS Y EN SOCIOLOGÍA

TRAYECTORIA POLÍTICA EN 1982 FUE NOMBRADO DIPUTADO NACIONAL POR SALAMANCA. PORTAVOZ DEL PSOE Y MINISTRO DEL 2000 AL 2004. PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN IDEAS

Es uno de los responsables de que José Luis Rodríguez Zapatero sea hoy presidente del Gobierno. Creó la corriente Nueva Vía, apoyó al leonés en su camino hacia la secretaría general del PSOE y juntos consiguieron unir el partido y dar un vuelco a la mayoría de José María Aznar. Ahora, Jesús Caldera, que estuvo el jueves en Castellón, es el responsable de aportar ideas al partido cara al futuro.

--Dicen que el presidente del Gobierno estudia reestructurar su Ejecutivo. Usted rozó el pleno empleo como ministro de Trabajo. ¿Podría echar mano de Jesús Caldera para mejorar las cifras del paro?

--No lo sé. No le he oído al presidente que esté preparando una reestructuración del Gobierno. Esa es una facultad constitucional que le compete a él, pero hasta ahora no ha hecho indicación en ese sentido. La etapa en la que rozamos el pleno empleo fue hermosa. Pusimos en marcha un modelo de Estado dinamizador en el que eran compatibles medidas para incentivar el crecimiento económico e incrementar la protección social.

--En Castellón, el sector azulejero sigue sin ayudas específicas del Gobierno, con los problemas que eso supone para la provincia. ¿Tan difícil es poner en marcha un plan para el sector como ya lo tienen el textil, el calzado o el juguete?

--He de decir que el sector azulejero sí tiene medidas de acción positiva, igual que otros sectores, y que yo mismo puse en marcha. Desde las bonificaciones hasta las contrataciones pasando por determinadas ayudas para el tránsito de un sector a otro. Es cierto que hasta ahora no hay un acuerdo específico y concreto, pero supongo que se estará discutiendo. Impulsé el plan textil, el del juguete y el del calzado, y alguna de las medidas aquellas pueden ser aplicables aquí, pero eso exige consenso social y diálogo entre Gobierno y administraciones. Estoy convencido de que el Ejecutivo no rehuirá el diálogo para tratar esta situación.

--El desempleo ya es la mayor preocupación de los españoles. ¿No deberían ir a las administraciones --central y autonómica-- y los partidos políticos de la mano para aportar soluciones y salir cuanto antes de la crisis?

--Es lo que pretende el Gobierno. Para disgusto de los conservadores, los interlocutores sociales, sobre todo sindicatos, mantienen su confianza en el Ejecutivo porque se sigue dialogando. El plan Zapatero es el más fuerte de Europa, similar al que ha puesto en marcha Obama en EEUU. El PSOE tiene la mano tendida, y si el primer partido de la oposición quiere mantener conversaciones para diseñar más medidas, sin problema.

--¿Cómo explicaría al lector la gestión que realiza al frente de la Fundación Ideas?

--Queremos dar respuestas, por ejemplo, al cambio climático, que se nos ha echado encima y es muy grave. Hay que decirle a los ciudadanos que hay que cambiar el modo de producir energía y el modo de consumirla. Otra cuestión que nos preocupa son las escuelas infantiles de 0 a 3 años, porque ayudan a generar empleo, ayudan a que las jóvenes parejas puedan tener hijos y a seguir trabajando. Tenemos que combatir la pobreza en el mundo porque es una tremenda injusticia, trabajar para que no haya excluidos. La fundación pretende estudiar, debatir y proponer recomendaciones a los poderes públicos para que aborden estos casos. Con un contenido ideológico progresista, claro.

--¿Y qué ideas puede aportar usted para que el PSPV-PSOE gane las elecciones en Castellón y en la Comunitat Valenciana?

--Mis compañeros de Castellón son extraordinarios. He estado aquí en varias ocasiones con ellos y tienen una característica esencial: la honestidad. Destacan por ello. Además, están cerca de los problemas de la gente. Yo siempre les pido que se mantengan fieles a sus principios, porque eso dará resultado. Tienen que estar con los que peor lo pasan, porque quien tiene de todo puede sobrellevar esta situación de crisis sin ningún problema. De esta situación tan dura se puede salir de dos maneras: debilitando el Estado de Bienestar como proponen los conservadores, o manteniendo el modelo de protección social, que es nuestra alternativa y nuestra apuesta.

--¿Cree usted que con eso es suficiente para que el PSPV puede ganar en Castellón?

--Confío en que así sea. Lo deseo y haré todo lo que pueda para que mis compañeros lo consigan. Quiero recordar a los castellonenses que nosotros hicimos la ley de la dependencia. Yo fui el ministro que la envió al Parlamento, como también sucedió con la ley de igualdad, que está empezando a dar resultados en nuestro mercado laboral. Es lo mismo que con la que combatimos la violencia de género, con el estatuto que regula la protección de los trabajadores autónomos.

A través del diálogo social reforzamos la protección social de los españoles, por tanto, somos una fuerza política que hemos acreditado estar más cerca de los que tienen necesidades, que son la mayoría de los ciudadanos.

Acabo con una reflexión. Ahora que el mundo está en crisis es más necesario que nunca aumentar la ayuda al desarrollo. El Gobierno ha tenido el valor de hacerlo, y estoy convencido de que la mayoría de los españoles, aunque estemos en crisis, valoran ese gesto. Aquí la gente que puede perder el empleo no va a perder la protección social. Podemos vernos afectados en nuestra calidad de vida por la crisis, pero en África o en zonas de Asia, los que padecen la crisis ponen en riesgo su vida, porque no tienen ni alimento.