La secretaria de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Mar Moreno, aseguró ayer que el PP se ha convertido en un "laboratorio de crispación" y consideró que este partido es incapaz de dar "una sola respuesta" a la crisis económica.

En un comunicado, Moreno acusó al principal partido de la oposición de "crispar y enredar la vida pública española" y señaló que su "ofensiva crispadora" crece "conforme crecen sus problemas".

Así, puso como ejemplo las acusaciones contra la vicepresidenta primera del Gobierno después de que el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, denunciara que el empadronamiento en una localidad de la provincia de Valencia de Mª Teresa Fernández de la Vega para votar en elecciones de 2008 es "cada vez más oscuro". "El PP ha decidido volver a la estrategia de la crispación, sembrar sospechas y dudas sobre instituciones democráticas y personas honestas como De la Vega", manifestó.

Para Moreno, la estrategia del "laboratorio de crispación" del PP "pasa por acosar a jueces, acusar a la policía, desacreditar a la prensa y querellarse contra sastres si hace falta, para enturbiar".