Cuatro de cada 10 alumnos de la provincia acaban la Secundaria sin obtener el graduado. Así lo revela un informe del semanario Magisterio que sitúa en un 38,8% la tasa de fracaso escolar en Castellón. Además, las tres provincias de la Comunitat arrojaron resultados superiores a la media del conjunto del Estado. El peor rendimiento se lo llevan los chicos, con una diferencia de un 19%.

De hecho, según el Ministerio de Educación, la Comunitat (con una tasa de graduación del 60,3%), es la segunda autonomía con peores resultados tras Ceuta.

Los expertos citan como causas la pérdida de la cultura del esfuerzo, la escasa implicación de las familias o al modelo social basado en el éxito a corto plazo. A parte, la crisis también puede ayudar a frenar el abandono, ya que el periodo al que atañen estos datos fue el de bonanza, cuando era sencillo hallar trabajo con poca cualificación.