LOS CLIENTES de Renfe que adquieran sus billetes a través de Internet, así como los que acudan a agencias de viajes con venta on line o a determinadas estaciones dotadas de la tecnología necesaria, podrán elegir sus plazas en el momento de formalizar la compra en los trenes de alta velocidad y larga distancia, así como los del servicio Avant.