La construcción siguió creando empleo en empresas de Castellón, donde se firmaron 584 contratos; 110, en la Vall d´Uixó; 84, en Benicarló; 65, Vila-real; 58, Vinaròs; 51, Onda; y Oropesa, 41.