EL DELEGADO de Hacienda en el Ayuntamiento de Castellón, José Masip, lamentó ayer que el PSPV-PSOE critique la contratación de nuevos préstamos porque las cinco operaciones realizadas oscilan entre el Euríbor más 1,44 y 1,88. Masip señaló que el fraccionamiento del crédito en cinco operaciones obedece a la "carencia de liquidez" de los bancos y aseguró que más de 2.000 ayuntamientos de toda España están en la misma situación que Castellón. "Los socialistas deberían exigir a su presidente de partido que de verdad desarrolle una política social y negocie la financiación local".