Cabe destacar que la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) aseguró ayer que en los dos últimos años ha desaparecido el 30% de explotaciones porcinas valencianas. Según la entidad, en el 2008, el número de plazas ascendía a 1.530.759 distribuidas en 1.115 granjas, y afirma que "el sector, que arrastra una grave crisis de rentabilidad, sigue sin recuperarse del varapalo del 2007, cuando los precios eran tan bajos que muchos agricultores abandonaron". Así, a día de hoy, la entidad denuncia los precios de origen por kilo de cerdo, que han descendido de 1,40 a 1,18 euros, "cuando al ganadero le cuesta producir un kilo a 1,10-1,20 euros", señalan. Por ello, afirman que "se está vendiendo por debajo de coste". Asimismo, critican la "entrada en vigor de la directiva de la UE sobre bienestar animal en el 2013, que obligará al ganadero a invertir en mejoras en sus instalaciones".