Omar Pérez ha caído de pie en Castalia. El uruguayo es quizá el fichaje que más expectativas ha creado por lo visto hasta hoy sobre el campo. A sus 32 años, el mediocentro ha aterrizado "con la ilusión de un juvenil" en España, y espera "agradecer al club la confianza que han depositado en mí con resultados".

El jugador reconoce que llegó "un poco cansado" y que al principio no pudo dar el cien por cien "porque físicamente no estaba a buen ritmo". Sin embargo, tras unas semanas de su incorporación al Castellón ya se siente "totalmente integrado y con las pilas cargadas para empezar la Liga al mejor nivel". Y es que el charrúa reconoció que tiene "muchas ganas de que empiece a rodar el balón" el próximo domingo, cuando el conjunto albinegro reciba al Hércules en Castalia.

UN TODOTERRENO

El uruguayo admite que se desenvuelve con la misma soltura "en cualquier posición del centro del campo" y no sabría definirse como mediocentro defensivo u organizador: "Cuando el equipo no tiene el balón, intento ayudar a recuperarlo cuanto antes. Pero cuando la posesión es nuestra, hay que hacer buen fútbol para sacar las cosas adelante". Omar Pérez podría jugar incluso como mediapunta y, tras lo visto en pretemporada, se caracteriza por su criterio a la hora de distribuir, el golpeo de media distancia, el remate de cabeza y el trabajo que desempeña durante los 90 minutos. Lejos de marcarse unas exigencias personales, el charrúa promete "humildad y sacrificio".

A la hora de fijar un objetivo para el Castellón, el charrúa tampoco quiere crear falsas expectativas: "Hay que ir partido a partido, y cuando hayan pasado unas jornadas se verá el verdadero potencial del equipo". Y es que el mediocentro pide que no se critique o elogie al Castellón por lo que pase en la primera jornada: "El entrenador ha cambiado, muchos jugadores se han ido y otros han venido, así que estamos acoplándonos, corrigiendo errores y cogiendo el físico necesario para competir en la Liga en forma". El Loco, eso sí, tiene buenas vibraciones sobre el conjunto albinegro: "Estoy seguro de que seremos un equipo que dará batalla a todos sus rivales". "En el fútbol actual, tan igualado y competitivo, cualquier fallo puede marcar un resultado, y creo que el Castellón será muy fiable", matiza.

Sobre el ambiente en el vestuario, el experimentado futbolista de 32 años afirma que "los nuevos nos adaptamos con facilidad porque hay una piña" y este factor, afirma, será "decisivo" a la hora de cumplir los objetivos marcados por el club albinegro.

Además, el uruguayo no dudó en alabar las cualidades futbolísticas del grupo, al comentar que la plantilla tiene "una calidad muy grande", puesto que los futbolistas "ayudan en todo momento a marcar la diferencia" y ahora deben "estar tranquilos y pensar en el día a día con humildad para conseguir los resultados".

A POR EL HÉRCULES El primer test serio de Omar Pérez como albinegro será este domingo en Castalia ante el Hércules (17.00 horas). El futbolista es consciente de que el rival tiene "mucho nivel", pero es optimista: "Vamos a llegar muy fuertes al partido".