A pesar de la falta de inversión en el protocolo de carreteras, el subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, afirma que el Ejecutivo estatal está haciendo “un esfuerzo importante para impulsar” el gasto en viales de la provincia “para culminar el compromiso marcado en el protocolo”.

Así se refirió ayer Lorenzo a preguntas de este diario. Sobre algunas de las obras incluidas, el representante del Ejecutivo en Castellón indicó que la A-7 de Vilanova d’Alcolea a la Jana está “a la espera de las decisiones que se tomen” sobre las infraestructuras que sufrirán un retraso debido al tijeretazo en el Ministerio de Fomento.

Sobre la N-340 de la capital a Orpesa, Lorenzo dijo que, debido al “tortuoso camino de cambio de criterios” --en referencia a la solicitud de modificación de trazado del PP--, ahora se encuentra afectada también por ese “proceso de toma de decisiones”, como el resto de obras. H