La capital de la Plana registró durante el 2009 un total de 2.291 nacimientos. Como sucede en el conjunto de la provincia, en la capital también nacieron más niños que niñas. Además, en la ciudad se celebraron 556 matrimonios (ocho entre personas del mismo sexo) y fallecieron 2.127 vecinos. El crecimiento vegetativo se sitúa en 164 personas, según los últimos datos del INE.