Ante el comienzo, hoy día 28 de junio, de la temporada de rebajas de verano en la provincia de Castellón, que finalizará el 4 de septiembre, la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación va a intensificar las labores de inspección en los establecimientos comerciales. Una campaña que este año arranca con la novedad de la entrada en vigor de un incremento del IVA del 2% en el tipo general y de un punto en el reducido a partir del 1 de julio.

Unas rebajas que han venido precedidas por agresivos descuentos de entre un 20% y un 50%, para hacer frente a los resultados nefastos de los meses de abril y mayo y reducir estocs, lo que hace presumir que será posible encontrar artículos rebajados en hasta un 70% ya desde los primeros días de la campaña. Sin duda, los primeros días serán los más atractivos, antes de la entrada en vigor del alza del IVA, aunque es posible que no todos los comerciantes decidan repercutir este incremento en sus clientes.

La directora general de Comercio y Consumo, Silvia Ordiñaga, explicó que durante estas fechas “los inspectores de consumo intensificarán su labor de control para velar por los derechos de los consumidores valencianos para garantizar que los productos adquiridos ofrezcan la misma calidad a menor precio”. En este sentido, hizo hincapié en que desde la Conselleria pretenden comprobar que los comerciantes “cumplan la normativa vigente”, y que la temporada de rebajas “se desarrolle con normalidad”.

PERIODO// Dentro de los plazos que marca la legislación, cada comerciante decide libremente la práctica y la duración de los periodos de rebajas en su establecimiento, que deben ser como mínimo una semana y como máximo de dos meses. En los establecimientos donde se hagan rebajas se debe anunciar al público, de forma visible, la duración del periodo de rebajas indicando la fecha de inicio y la de finalización de las mismas.

Las labores de inspección controlarán que el precio anterior figure con el rebajado y que los comercios no efectúen saldos, liquidaciones u otras ventas promocionales bajo la modalidad de rebajas, informó el Consell.

En este sentido, la dirección general de Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana recuerda que está prohibida la venta como rebajas de artículos deteriorados o defectuosos y de los adquiridos expresamente para las rebajas. Consumo recuerda a los consumidores y comerciantes que la rebaja en el precio no implica una disminución de la calidad del producto. H