El subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, y representantes sindicales de UGT, Comisiones Obreras y CSI-CSIF firmaron ayer el protocolo de actuación en supuestos de agresiones a empleados públicos. Aunque en la provincia de Castellón apenas se han registrado casos de este tipo entre los trabajadores dependientes de la administración general del Estado, tanto el subdelegado como los representantes sindicales coincidieron al señalar que “el protocolo supone una eficaz herramienta para prevenir cualquier tipo de agresión y sobre todo para que en el caso de que esta se produzca, la persona afectada sepa cómo actuar”.

Antonio Lorenzo destacó “la profesionalidad de los trabajadores y trabajadoras públicos” y los sindicatos valoraron positivamente la firma del acuerdo. H