El concejal de Sostenibilidad, Gonzalo Romero, participó ayer en la siembra de unas 7.000 semillas de pino carrasco en la zona de la Mola Blanca, dentro del parque natural del Desert de les Palmes. Esta acción ha contado con la colaboración de la asociación Amics de Palanques, mediante la técnica del criptobosc, una forma de repoblación pionera y en la que el Ayuntamiento de Castellón es pionero.

Romero explicó que “esta manera de repoblar que han introducido los miembros de Amics de Palanques es sencilla y se basa en introducir semillas en una pequeña bola de barro, tratado con otros aditivos como extracto de baladre o saboritja, que actúan como repelente para potenciales animales que quieran alimentarse de su interior”.

Asimismo, el edil destacó que “en la acción que hemos realizado se han sembrado unas 7.000 semillas en una zona como es la Mola Blanca, en el límite del término municipal de Castellón, dentro del parque natural del Desert de les Palmes”. Y añadió que “esta repoblación, gracias a esta nueva técnica, ha requerido menos de una hora. Esta área es una de las que sufrió los efectos del incendio que asoló este paraje en 1992”. H