El conseller de Infraestructuras de la Generalitat Valenciana, Mario Flores, anunció ayer jueves que en noviembre estarán en funcionamiento tanto la CV-13, el vial de nueva planta que enlazará la N-340 y la AP-7 con el aeropuerto de Castellón y con la CV-10, como el tramo de esta última autovía hasta las instalaciones aeroportuarias de Vilanova.

Flores hizo pública esta previsión en el acto de apertura al tráfico de la rotonda situada en la N-340 y que regula el acceso a la AP-7 y a la CV-13, de la que dijo que “es muy importante porque se elimina un punto muy peligroso frente a la playa de Torrenostra, por lo que los vecinos de Torreblanca van notar mucho la diferencia”. Este nudo ha sido ejecutado con un coste de 4,5 millones de euros, inversión que el titular de infraestructuras justificó porque se han realizado ya las estructuras que serán necesarias cuando llegué el momento de desdoblar la nacional 340.

Por otra parte y en cuanto a la CV-13, que une este punto con el aeropuerto y la autovía CV-10, Mario Flores destacó el respeto por el entorno natural “que ha imperado tanto en el proyecto como en la ejecución de la CV-13, con medidas excepcionales de protección de la flora y de la fauna”. Se refirió a las replantaciones de las especies que fue preciso remover y a la paralización de las obras durante las fechas de cría del aguilucho cenizo.

El conseller hizo referencia, en otro orden de cosas, a que el recorte de obras previstas por Madrid “también nos afecta aquí, porque el hecho de que la N-340 no esté ya desdoblada hace que esté previsto que la CV-13 vaya a tener que soportar un volumen de tráfico mucho mayor, de manera que hemos tenido que gastar más dinero en usar un asfalto de mejor calidad, adecuado”.

Flores repasó las inversiones que está realizando la Generalitat en infraestructuras de Castellón, entre las que citó la CV-18, la CV-13 y la CV-10, que ascienden a 200 millones de euros. Concluyó que, a este importe se pueden añadir las inversiones del plan Confianza que gestiona la Conselleria, que suman 120 millones de euros. Así, puso de relieve el “contraste entre este esfuerzo de la Generalitat y los recortes que está aplicando Fomento”. H