El sindicato CSIF denunció ayer que el Gobierno pretende rebajar las pagas extra de los docentes a la mitad, con el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado aprobado para 2011. Medio centenar de delegados sindicales se concentró ayer a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Castellón como protesta por los recortes salariales a los distintos funcionarios.

En el caso de los trabajadores de la enseñanza, el sindicato explicó que se han introducido nuevos recortes a los ya efectuados tras el decreto de mayo pasado, donde se rebajaba el sueldo a los empleados públicos y se congelaban para 2011. Así, a juicio del sindicato, “una cosa es congelar y otra rebajar de nuevo los salarios que es lo que se va a volver a hacer al meter la tijera en las pagas extraordinarias de junio y diciembre”. El hecho es para CSIF “doblemente grave”. H