El Ayuntamiento de Castellón ajustará al IPC los impuestos por tercer año consecutivo. La junta de gobierno local aprobará hoy en primera instancia el catálogo de 13 modificaciones fiscales a la espera de que el pleno ordinario del próximo día 28 ratifique la propuesta elevada por el ejecutivo local del PP.

El concejal no electo responsable de Hacienda, José Masip, avanzó ayer a Mediterráneo que, como ya sucediera hace dos ejercicios, el consistorio tomará como base de aplicación el IPC de julio, que fue del 1,9%. “El ajuste de los tributos al índice de precios al consumo va en la línea de lo que ya anunció el alcalde de actualizar los impuestos al incremento de la vida”, justificó. “El Ayuntamiento necesita mantener el nivel de recaudación porque eso repercute en el beneficio de todos los vecinos al mantener los servicios que prestamos” ya que, según señaló Masip, “los proveedores también nos actualizan sus contratos al IPC y nosotros no podemos hacer otra cosa”.

CAMBIOS EN 13 TRIBUTOS // Según el expediente que verá hoy la luz en la junta de gobierno local, aumentarán el 1,9% los siguientes impuestos: el de plusvalías, el IBI y el IAE. En el caso de las tasas, afectan a la de matrimonios civiles, licencias de ocupación, recogida y eliminación de residuos sólidos urbanos, uso de instalaciones deportivas, derechos de examen, retirada de vehículos de la vía pública, uso privativo de dominio público local como vados o, por ocupación del subsuelo y la tasa de Mercados Municipales.

El consistorio girará alrededor de 130.000 recibos del IBI. H