El secretario general provincial del sindicato UGT, Tino Calero, calificó ayer de “preocupante” que el 75% de las enfermedades profesionales reconocidas no causan baja, por lo que demandó la “intervención clara” de la administración ante el criterio, a su juicio, “muy restrictivo” que hacen las mutuas. Calero hizo estas declaraciones con motivo de la visita a Castellón del autobús de UGT que recorre esta semana la Comunitat Valenciana para concienciar y divulgar la cultura de la prevención de los accidentes y las enfermedades profesionales.

Calero reclamó que el trabajo que ha hecho la administración con el reconocimiento de las enfermedades profesionales, se haga ahora con la concesión de bajas. Destacó que este año se ha producido un incremento muy importante de la declaración de enfermedades profesionales respecto al año pasado, lo que achacó a que antes se tramitaban como afecciones comunes.

El bus articulado de 18 metros tiene como objetivo divulgar la existencia de los riesgos ergonómicos, psicosociales y enfermedades profesionales, incidiendo en la necesidad de la prevención laboral. H