Un centenar de miembros de la Policía Local y agentes de movilidad urbana velará, junto con 50 personas de Protección Civil, por la seguridad de la ciudadanía durante el puente de Todos los Santos. Estos efectivos estarán distribuidos en varios puntos de la ciudad, que llegarán a un máximo de 20 lugares durante el fin de semana y el 1 de noviembre. El amplio dispositivo se prolongará del viernes al lunes.

Así lo determinaron el concejal de Cementerios, Miquel Soler, y el de Seguridad Pública, Joaquín Torres, quienes dieron ayer a conocer el dispositivo que ha trazado el Ayuntamiento para el correcto funcionamiento de los cementerios durante la festividad de Todos los Santos y los días previos, que abarca temas como la apertura de oficinas, la habilitación de aparcamientos y autobuses o la accesibilidad con sillas de ruedas o escaleras. Además, se repartirán mapas y enseres para limpiar las tumbas y nichos (esto solo en el Cementerio de San José).

“Todo el personal del Cementerio estará disponible” durante el puente para asistir a quien lo precise, explicó ayer el concejal. Como en años anteriores se realizarán en ambos recintos las misas por todos los difuntos (a las 11.00 horas) y las posteriores ofrendas (a las 11.45) por parte del consistorio. En San José, el alcalde Alberto Fabra presidirá los actos y en el Nuevo Cementerio lo hará el vicealcalde, Javier Moliner.

Soler recordó que recientemente se acabó la ampliación de la tercera fase del Nuevo Cementerio, que supuso la urbanización de 1.337 metros cuadrados y la construcción de 672 nichos. “Se ha continuado con zonas ajardinadas y espacios abiertos”, afirmó el edil, quien dijo que la inversión final está en torno a los 800.000 euros. Se ha acondicionado una zona para esparcir cenizas. H