El Ministerio de Fomento ya ha establecido contactos con empresas que están interesadas en construir el AVE hasta Castellón. Así se lo aseguró ayer el ministro José Blanco al alcalde de Castellón, Alberto Fabra, en la cumbre “cordial” que ambos mantuvieron en la sede ministerial, según afirmó Fabra con posterioridad. Esta es una de las conclusiones de la cita que se celebró en Madrid, en la que Blanco también afirmó que “en un par de meses” estarán listos los pliegos financieros para la licitación de las obras.

Este es un avance importante de cara a la materialización de la línea ferroviaria, que va enfocado a la posibilidad de recortar los plazos de llegada del AVE a la provincia de Castellón, según ha podido saber este diario. No en vano --dado que la infraestructura saldrá a licitación en base a una nueva financiación que establece que serán las empresas constructoras y las entidades bancarias las que pagarán su materialización--, el que ya haya firmas interesadas supone un paso adelante para la línea de alta velocidad, que no puede materializarse sin el impulso del capital privado.

TRENES LANZADERA // La otra vía para agilizar de alguna manera la conexión con AVE es la posibilidad de establecer trenes lanzadera entre Castellón y Valencia que permitan aprovechar el servicio AVE que sí tendrá la capital autonómica hasta Madrid. En este sentido, Fabra solicitó ayer al ministro la posibilidad de que se establezca esta conexión, a lo que Blanco --y la directora general de Infraestructuras, Inmaculada Rodríguez-Piñero, que también participó en la cita-- se comprometió a trasladar a Renfe Operadora, que es la que establece los servicios comerciales, esta hipótesis, a fin de que estudie su viabilidad.

En este sentido, Fabra señaló que, si se pudiese conseguir “que hubiese alguna lanzadera” entre Castellón y Valencia, se podría “aprovechar el AVE” que, a más de 300 kilómetros por hora, unirá la capital del Turia con la del Manzanares a partir del 19 de diciembre. De esta manera se podría conseguir “acortar esas tres horas menos diez minutos” con que Castellón y Madrid quedarán también unidas en esa fecha a través de la nueva conexión ferroviaria que surge por la puesta en marcha de la línea de alta velocidad, pero que no es un AVE propiamente dicho.

La nueva infraestructura podría permitir reducir “en media hora” los tiempos de la nueva conexión desde la capital estatal a Castellón, según el alcalde de la ciudad. Esto se conseguiría porque el tren lanzadera debería tardar media hora en llegar a Valencia, para de allí salir en AVE, que tardará una hora y media hasta Madrid. Esto puede ser “muy importante sobre todo para los empresarios turísticos y los viajeros de negocios”, dijo Fabra.

Aunque las frecuencias todavía no están fijadas, si finalmente se optase por esta posibilidad quedaría por resolver en cuántos de los aproximadamente 17 trenes diarios por sentido que unirán Madrid y Valencia se implantan estos trenes lanzadera.

SATISFACCIÓN // Tanto fuentes de Fomento como el propio alcalde se mostraron “satisfechos” con una reunión “positiva”. Fabra dijo que el ministro pudo “escuchar las exigencias claras y justas de los castellonenses”. Sobre los plazos, Blanco mantuvo la fecha de llegada en el 2014 y la de licitación durante el año que viene.