Dar caza al taxi ilegal, al vehículo pirata que, durante el verano, sobre todo los sábados por la noche y durante los grandes festivales de la provincia, FIB, Rototom y Arenal Sound, hacen su particular agosto. Los agentes de la Policía Local colaborarán con inspectores, dentro del área metropolitana de Castellón, en la detección de infracciones para acabar con el intrusismo y las irregularidades dentro del sector del taxi. Así lo ha anunciado la Agencia Valenciana de la Movilidad (AVM), dependiente de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte, que el miércoles celebrará en la capital de la Plana una jornada de formación sobre inspección del taxi. El objetivo es promover medidas para erradicar las irregularidades que se puedan detectar en uno de estos vehículos, como el intrusismo o el control del taxímetro y su programación en el vehículo.

El presidente de la nueva cooperativa surgida tras la fusión de Radio Taxi y Tele Taxi, Manuel Castillo, señaló que “es un problema constante”. “Hay particulares que, en fechas puntuales o en los fines de semana, cogen sus coches, principalmente monovolúmenes, y rondan las zonas de recogida de la gente en Benicàssim, en las naves o en los chiringuitos, o, durante los festivales, en la estación de trenes, y cobran por el servicio, unos precios, además, abusivos. Esto hay que pararlo”.

La medida, vinculada a la ley de la movilidad que entró en vigor el 3 de mayo, contempla un régimen específico de infracciones y sanciones en materia del taxi, con tal de mejorar la calidad de este servicio público, según los datos de la AVM. Y perfila una tipología de infracciones que puede costarle al conductor pirata hasta una multa de 6.000 euros.

MUY GRAVES

Entre las infracciones estipuladas como muy graves se encuentra no contar con el título para realizar servicios de taxi, hacerlo fuera del área asignada sin la autorización, falsificar distintivos o señalizaciones y manipular el taxímetro u otros instrumentos de control obligatorio, e incumplir el régimen tarifario intencionadamente o arrendar, ceder o traspasar la explotación de las licencias y de los vehículos afectados a las mismas.