Las fiestas del Grao de Castellón están a la vuelta de la esquina. Peñas y collas calientan motores y esperan con entusiasmo la mascletà que iniciará la 55 edición de las fiestas en honor a Sant Pere. Pero el espectáculo pirotécnico no solo será el inicio de las celebraciones patronales, sino el comienzo de la marcha veraniega en el Grao de Castellón. La transformación en merenderos de los chiringuitos del Gurugú van a convertir la zona portuaria del distrito marítimo en una de las más ambientadas durante julio y agosto.

Es por eso por lo que el Ayuntamiento impulsará desde las noche del 28 y 29 de junio y durante el resto del verano la circulación de autobuses nocturnos que conecten Borrull con el Grao.

Pero esta semana, el protagonismo es de las fiestas de Sant Pere. El Mesón de la Tapa y la Cerveza llega a la plaza Miquel Peris i Segarra por primera vez, la Cabalgata del Mar reunirá como cada año a centenares de personas entre peñas, collas, corte real, moros y trabucaires; el día de Sant Pere, el miércoles, se vivirá la tradicional procesión marítima del patrón del distrito de Grao; y las fiestas gastronómicas, como el pa i porta, las paellas y la torrà; y las musicales, como Tom Bombadil, Los Sobraos y Aires Nuevos, serán los protagonistas de unas fiestas con 12 toros cerriles.