LA CONSELLERIA de Justicia y Bienestar Social lamentó ayer el anuncio por parte del Ministerio de Justicia de dejar sin efecto la entrada en funcionamiento de 15 juzgados en la Comunitat Valenciana para el próximo 30 de junio y de haber desoído la solicitud de la Generalitat de reconvertir estos juzgados en 10 plazas de jueces de adscripción territorial para atender las necesidades de la Justicia en las tres provincias de la Comunitat.