La primera parada de Javier Moliner fue la pedanía de Fredes, dando así cumplimiento a la promesa que hizo en campaña electoral. En su visita a la Pobla de Benifassà, Moliner inauguró las obras de pavimentación de la calle de Dalt, que han contado con un presupuesto de 31.000 euros a cargo de los POYS del 2008. Moliner dijo que su estancia en Fredes responde a su voluntad de llegar a los 135 municipios y pedanías de la provincia. “Mi corporación los tratará a todos por igual, sin importar si la población es de 100 habitantes o de 100.000”.