El portavoz municipal del PP, Miguel Ángel Mulet, confirmó ayer que el equipo de gobierno retocará en el pleno de mañana --a través de una enmienda a la totalidad de la moción del Bloc-- las tablas salariales para la corporación que aprobó el pasado día 17. Los incrementos iban a rondar el 4%, lo que incumplía el compromiso de congelación salarial de hace un año. Mulet admitió el error y afirmó que la rectificación se hace “con el ánimo de evitar ningún tipo de agravio”. Prueba de la buena voluntad del PP “es el recorte de tres asesores y la amortización del cargo de concejal no electo”. Sobre la petición de Marco de equiparar el coste por edil del PP y PSPV, replicó que “no es la misma responsabilidad ni las horas que invierten”.