Eliminar la burocracia administrativa y simplificar el acceso a las ayudas públicas. Esos son los retos que planteó el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner.

Moliner defendió la necesidad de que todas las administraciones optimicen las ayudas existentes, “haciendo converger las múltiples líneas en una sola para no perder tantos recursos en burocracia y que haya más dinero para los emprendedores, haciendo las ayudas más accesibles”.